Guerra de ideas en España... (fragmento)José Castillejo

Guerra de ideas en España... (fragmento)

"-Guerra de ideas en España: Filosofía, política y educación-
La vida política después de la Restauración de 1876 estaba basada en el sistema de dos partidos. La paz y el orden pudieron restablecerse gracias a la cooperación de los dos líderes, Cánovas y Sagasta. El país no estaba educado para la democracia y a los partidos políticos no parecía importarles. La franquicia fue extendida a todos los ciudadanos masculinos mayores de veinticinco años; pero los jefes en el Parlamento, en pueblos y ciudades se las arreglaban para sobornar a los electores con dinero o con promesas de favores. El primer intento de organizar una democracia sobre una base más sólida vino con la lucha de clases y el socialismo bajo Pablo Iglesias, al final del siglo. Los católicos también lo intentaron, pero no tuvieron éxito; la escisión entre la estrechez y la ignorancia de la gente ordinaria y las ideas moderadamente progresistas de algunas de sus mejores cabezas, lo impidió.
Pensadores y parlamentarios revelaron escasa originalidad. Muy pocos buscaron inspiración en la tradición española y ésos tenían en mente más bien la intolerancia religiosa y política del decadente siglo XVII que la vida rica del X al XIII. Cuando un hombre como Costa, a comienzos del siglo XIX, quería revivir el sistema agrario acostumbrado del país, o menospreciaba la grandeza militar externa y exigía "escuelas y despensa" -refiriéndose a las necesidades culturales y de riqueza material- tenía en su contra a los católicos, patriotas y modernistas. Las teorías políticas eran importadas, prefabricadas, de Francia y, en menor escala, de Inglaterra y Alemania.
La educación se mantuvo como función del Estado, pero la libertad de enseñanza también fue salvaguardada. Los liberales insistían en que la inspección estatal de las escuelas privadas se permitiese tan sólo en lo relacionado con la higiene o con la moralidad. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com