Memorias y letras (fragmento)Jean-Baptiste de Boyer

Memorias y letras (fragmento)

"Los que así hablaron, consideren mi dicha en este tiempo, pleno de fuerza pero carente de ascendencia sobre Sylvie. Llegué a creer que podría ganarme la confianza de su madre sin ningún problema. Me retiré a mi casa, sin dejar de pensar en Sylvie. Por más esfuerzos que hiciera o elucubrara, fue del todo imposible encontrar el momento adecuado para decirle lo que sentía por ella. Bien es cierto que su madre apenas la dejaba sola. Pero no fui capaz de exonerarme de la tan temida infidencia. Así transcurrieron ocho interminables días sin la menor oportunidad de hablar con ella. Por último, ese feliz instante sobrevino.
[...]
Varias veces me torturé pensando en la forma de fijar una cita con Sylvie sin la presencia maternal, amparada en el pretexto de que pudiéramos conversar tranquilamente los dos. Ella rechazaba siempre con firmeza mi proposición. Llegó el día en el que me sentí realmente exasperado, reflejando mi faz la profunda turbación que me anegaba y pasé dos días sin acudir a la casa o al teatro. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com