La capital de los galos (fragmento)Louis-Charles Fougeret de Monbron

La capital de los galos (fragmento)

"-La capital de los galos o la nueva Babilonia-
Tenía plena conciencia de oponerme a los espectáculos parisinos que persiguen mantener ocupada a una infinitud de desempleados, los cuales a causa de la lacra de su ociosidad son capaces de descender a la sima de los más funestos excesos. Por mor de este razonamiento, los desocupados constituían un formidable cuerpo que suscitaba el interés del Estado. Estar ociosos era todo un honor que no se merecían. Convendría plantearse la clausura de teatros, cafés o vergonzosos lares en los que se albergaba la esperanza de obtener rédito de estos seres engañados. Estos locales no deberían abrir sus puertos los días festivos, ya que el ciudadano afanoso no sale los días laborables. La ociosidad continuará a no ser que se cierren los mismos; y podría garantizar que pronto París quedará purgada de toda la escoria en beneficio de las provincias que se servirán de ellos como los agricultores del estiércol para fertilizar la tierra.
[...]
Las mujeres se contentan con ser razonables, sin vacuas aspiraciones al honor de calzarse coturnos o borceguíes o embocar heroicas trompetas. Desarrollan sus tareas con ingenio y su ánimo no se erosiona ni se dispersa por las acostumbradas codicias. No se atormentan a causa de las ridículas manías esgrimidas por la ciencia en lo concerniente a las ocupaciones más adecuadas a su género, y no se avergüenzan de manejar aguja y huso. ¿Qué más puedo decir? Todo el mundo permanece dentro de los límites de su condición, y la vanidad no logra evitar que las frivolidades no persistan y que la razón domeñe el sino. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com