Sonetos crudos (fragmento)Antonio Fernández Molina

Sonetos crudos (fragmento)

"Llega un momento en que se duerme un pato
y patalea el chico de la tienda.
No hace falta que al mundo se le entienda
para pasar en él algún buen rato.

Suelen poner por liebre en cada plato
y de ello no se haga una contienda,
un gato y luego sirven de merienda
todo lo que sobrare de ese gato.

Y pase lo que pase da lo mismo.
Lo mismo da temprano que basalto
vesícula que huevo de avestruz.

Hacemos este viaje de turismo
pisando por la hierba o el asfalto
y levantando muy alta la testuz. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com