Les Loukoums (fragmento)Yves Navarre

Les Loukoums (fragmento)

"Con cada viaje Nueva York da la impresión de ser más pequeño y sucio. Con cada viaje, en la mente de Luc, Nueva York se ha precipitado en el abismo un poco más, los rascacielos parecen más plausibles y las vertiginosas alturas menos extravagantes. Ya fuera porque Nueva York se esté hundiendo en las contaminadas aguas del Hudson o porque Luc se debatiera en la cresta de la ola en uno de sus habituales vuelos de fantasía: un camino repleto siempre de curiosidades de todo tipo. El tiempo desgastaba los suaves bordes de su intrínseca naturaleza. ¿En qué estás pensando? -preguntó Rasky. Háblame...
La mitad de la cama de Rasky es como una tienda. Un armazón metálico soporta las sábanas sobre sus pies. Jamás podré volver a caminar. Me quedé dormido en el sofá de la librería, sin aire acondicionado. Cuando me desperté, fui incapaz de levantarme. Sentía mis miembros tan inflamados. No sentía las piernas. Odette tuvo que llamar al médico. Cuando apareció, exhibiendo su chivita, no pareció sorprenderse en absoluto. Me consoló, diciéndome que me debería haber pasado mucho antes. Y pensé que en cierta forma era un consuelo. Ahora me importa un comino, es mi corazón, una cuestión de días. De hecho, ¿no te mueres a causa de la sífilis? No te me acerques más. Silencio. Algunos se vuelven locos y se endurecen como las uñas. Silencio. En mi caso es justo al contrario. Extremadamente lúcido y suave como la mantequilla. Silencio.
Luc se está despidiendo del editor de su revista. Estaré fuera de Nueva York unas tres semanas. Éste es mi material para las siguientes tres publicaciones. Publicaré la cuarta desde allí. ¿Por qué me voy? ¿Una serie de artículos o un reportaje? No, es mi buena acción del año. Es mi alma de boy scout que me reclama. Estoy seguro de que será una pérdida de tiempo. No, haré algo provechoso de todo ello. Si la vida no fuera más que un cuento de misterio, Luc desaprobaría y encontraría todo ello demasiado obvio. Pero el curso de la vida nunca está preconcebido, la anticipación es superada por los acontecimientos. Luc encuentra un frío confort en las composiciones de la vida. Al no poseer las fáciles estructuras de la narrativa, falseando las invenciones, la vida únicamente roza la superficie de las cosas, quedándose sólo con los comentarios casuales, murmurando secretos de significación no aparente, sentimientos efímeros y sólo adentrándose más profundamente en esas raras ocasiones en las que de repente las cuerdas del corazón se contraen. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com