Últimos días de la víctima (fragmento)José Pablo Feinmann

Últimos días de la víctima (fragmento)

"Casi sin darse cuenta, entró al Strómboli. Pidió una cerveza y un especial de jamón y queso. Recién entonces advirtió que estaba en el mismo lugar donde había almorzado luego de su primer encuentro con Amanda, incluso quizá en la misma mesa.
Buscó en el bolsillo interior de su saco la servilleta de papel donde había hecho las composiciones. La encontró, la alisó sobre la mesa y volvió a estudiarla atentamente.
Faltaba algo allí: Cecilia. Porque no era cierto que ella vivía ajena a ese drama. Las palabras que le había escuchado en el dancing desmentían por completo esta posibilidad. Cecilia vivía enfrentada a Amanda. Ajena, seguramente, al crimen que Amanda y Külpe habían planeado y ejecutado, pero luchando ahora por la posesión del hombre que quería. Y algo más: cansada de la indefinición, quizá de la debilidad de Külpe. "Puedo esperar", había dicho, "pero también a veces". ¿A veces qué? "A veces me canso." Era cierto, había pronunciado claramente esa frase. Külpe se defendía, pero sin demasiada convicción, como si la sórdida y terrible historia que lo unía a Amanda fuese más fuerte que su pasión por Cecilia. "No me presiones", alcanzaba a decir. Pero apenas eso. No había firmeza en él. Se defendía pidiendo tiempo: "déjame resolverlo a mi modo". Eso había dicho. Nada más.
Extrajo su lapicera. De la cruz que señalaba el nombre de Külpe sacó una flecha, trazó una nueva cruz y a su lado escribió: Cecilia.
Y algo más faltaba. Porque el destino que había sufrido el padre de Sergio iba a sufrirlo Külpe también. Tachó el nombre de Külpe y encima escribió la palabra: asesinado.
Y sonriendo, casi divertido, como quien se entrega a un juego, trazó una nueva flecha a partir de la que señalaba el nombre de Külpe y escribió un nuevo nombre, el suyo, pues era él, quien luego del asesinato de Külpe, iba a ocupar el lugar de éste en esa historia. Él, Mendizábal, que iba a matar a Külpe tal como Külpe había matado al padre de Sergio. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com