Ética (fragmento)Johann Gottlieb Fichte

Ética (fragmento)

"Ciertamente, todo lo que pertenece a esta discusión ya ha sido expuesto bajo otro nombre, pero por eso es también necesario hablar expresamente de este asunto bajo esa denominación, a fin de poner en relación mi exposición con lo que ha sido habitual hasta ahora.
Querer es pasar, de manera absolutamente libre, de la indeterminación a la determinación, teniendo conciencia de este paso. Esta acción ha sido suficientemente descrita antes. En la investigación se pueden separar entre sí el Yo objetivo, el que transita de la indeterminación a la determinación, y el subjetivo, el que se intuye a sí mismo en ese paso; en el querer, están unidos. El impulso, el anhelo, el deseo, no son la voluntad. En el primero existe una propensión y una inclinación; en el último hay también conciencia del objeto de la inclinación, pero ninguna determinación del Yo activo, sino una indeterminación. El deseo quisiera que su objeto viniese a él; ni siquiera tiene ganas de mover una mano o un pie para conseguirlo. Es por medio del querer que sucede la determinación.
Si se considera, en general, la facultad de dar ese paso con conciencia -y en virtud de las leyes de la razón teórica se está constreñido a añadir con el pensamiento semejante facultad de manifestación-, se obtiene el concepto de voluntad en general como de una facultad de querer. Éste es un concepto abstracto, nada real perceptible, no algo así como un hecho, según se expresan algunos. Si se da un paso real y que puede ser observado, entonces se tiene un querer. Ahora bien, el querer no está completo ni hay, en general, ningún querer si no existe ninguna determinación. Entonces se llama una voluntad, como en la expresión "ésa es mi voluntad", o sea, una volición. En la vida corriente no se hace esa distinción entre la voluntad en general, como una facultad, y una voluntad, una determinada voluntad, como manifestación determinada de una facultad, porque ahí no es necesario; y en la filosofía, donde sería sumamente necesaria, tampoco se la ha hecho. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com