El TrovadorHenry Abbey

El Trovador

"Tantos poetas mueren inéditos,
os suplico que me escuchéis amablemente por su bien.
No del arpa, sino del alma solitaria
procede la verdadera música que los juglares tocan:
Oigo la música de mi ánima y me engañaré
con vuestro festival de la cuerda y el canto.

El extraño persigue una escena jovial
donde ignotos rostros irradien amor y dicha,
parece que él es un extraño: sobre el verde
en frente del castillo, viendo vuestro empleo,
mi corazón se hunde desolado, pero he llegado cerca,
y por la bienvenida debería ser hallado con buen ánimo.

Ruego que Provenza sea mi hogar y no la imaginería,
que los señores no escatimen la perseverancia del amor;
porque la negligencia se aproxima ya por el camino,
o el sacerdote o el levita que transitan otra senda,
la negligencia, falaz vecina, se burla de mí:
"Gélido es el honor y el amor que merece la pena está lejos"

El amor es la nota básica del universo,
el tema, la melodía; aunque escasamente decorada,
maestros os pido algo inmaterial,
por el amor, no por el oro, que cura el abandono.
El amor cosecha verdadera fama cuando es ampliamente sembrado;
florece, flor del amor, no sea que también yo muera desconocido. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com