Esquema de vida (fragmento)Noel Coward

Esquema de vida (fragmento)

"Leo (rodando hasta quedar acostado de espaldas, y arrojando el periódico al aire).— ¡Es espléndido! ¡Es magnífico! ¡Se mantendrá un año entero!
Gilda.— Dos años.
Leo.— Tres años.
Gilda.— ¡Cuatro años, cinco años, seis años! Se mantendrá eternamente. Las ancianas morirán pisoteadas mientras luchen por entrar en la platea. Las mujeres darán a luz con regularidad en el ambigú del piso superior, durante la gran escena del final del segundo acto.
Leo (con complacencia).— Con la regularidad de un reloj.
Gilda.— El Daily Mail dice que es audaz, dramática e ingeniosa.
Leo.— El Daily Express afirma que es repugnante.
Gilda.— Me heriría en lo vivo que dijese cualquier otra cosa.
Leo.— El Daily Mirror, lamento tener que decirlo, me censura un poco.
Gilda.— Se pone arrogante, ya entiendo. ¡Periodicucho perverso!
Leo (leyendo el "Daily Mirror").—"Cambio y Decadencia" es interesante del principio al final. La caracterización vacila aquí y allá, pero el diálogo es pulido y mantiene un alto nivel a todo lo largo de la obra y resulta frecuentemente ingenioso; más, brillante..."
Gilda.—Me encanta ese "más".
Leo (continúa leyendo).— "Pero..." —¡Ahí va eso, querida!— "Pero la obra, en conjunto, es decididamente endeble."
Gilda.— ¡Por Dios! ¡Lo han advertido!
Leo (levantándose de un brinco).— ¡Endeble... endeble! ¿Qué quieren decir con "endeble"?
Gilda.— Simplemente, endeble, querido. Endeble es endeble en el mundo entero, y no puedes librarte de eso.
Leo.— ¿La considerarías tú endeble?
Gilda.— Demacrada.
Leo.— De ahora en adelante escribiré obras obesas. ¡Obras obesas repletas de gente obesa!
Gilda.— No debes permitir que tus vibraciones sean perturbadas por el Daily Mirror. La intención es bondadosa. Por eso es que uno no mira más que las fotografías.
Leo.— El Daily Sketch es igualmente malo.
Gilda (con dulzura).— Igualmente bueno, querido... igualmente bueno.
Leo.— Echemos otra ojeada al Anciano Padre Times.
Gilda.— Está ahí, detrás del Telegraph.
Leo (recorriéndolo con la mirada).— Reservado, pero amable. Una descripción minuciosa, aunque inexacta, de la trama.
Gilda (levantándose y leyendo por encima del hombro de él).— Sólo están equivocados un par de los nombres.
Leo.— Parece que no entendieron la idea principal de la obra.
Gilda.— No te quejes; dicen que las frases son provocativas.
Leo.— ¿Qué habrán querido decir con eso?
Gilda.— De todos modos, no esperarás que un periódico como el Times se muestre realmente interesado por tus minúsculas incursiones en el teatro. En fin de cuentas, es un órgano de la nación.
Leo.— Eso me suena vagamente pornográfico. (Suena el teléfono. Leo atiende el llamado.) ¡Hola! ¡Hola! ¿Quién habla? Si quiere tener la bondad de esperar un momento, me fijaré. (Pone la mano sobre el micrófono.) ¡Lady Brevell!
Gilda.— Dile que se vaya al infierno.
Leo.— Esta es la tercera vez que llama esta mañana.
Gilda.— No saben contenerse. Eso es lo que le pasa a la Sociedad en la actualidad.
Leo(nuevamente al teléfono).— ¡Hola! ¡Hola! Lo siento muchísimo, pero Mr. Mercuré no se ha despertado aún. Pasó una noche de sumo ajetreo, entre una y otra cosa. ¿Quiere dejarle algún mensaje? Almuerzo el tres o cena el siete... Sí, lo anotaré... ¡No es nada! Gracias a usted.
Gilda (seria).— ¿Cómo te sientes con todo eso?
Leo.— Divertido.
Gilda.— No creo que yo sienta lo mismo.
Leo.— Es gracioso, de veras.
Gilda.— Sí, pero peligroso.
Leo.— ¿Tienes miedo de que mi cabecita tonta y vana pierda el seso?
Gilda.— No, no exactamente, pero me inquieta toda esta arrebatiña. El éxito es mucho más peligroso que el fracaso, ¿no es verdad? Tienes que mostrarte doblemente fuerte y vigilante y desconfiado.
Leo.— Es posible que sobreviva.
Gilda.— Ya lo creo que sobrevivirás, a la larga... eso no lo dudo ni por un instante. Pero me preocupo por mí misma. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com