Dios mío, te amoEdward Caswall

Dios mío, te amo

"Dios mío, te amo
no por la esperanza celeste
ni por el temor al ígneo fuego eterno.

Me concediste tu aliento
desde la onerosa cruz,
cautivado por el tormento
de los clavos y la lanza.

Por penas e innumerables horrores
y en medio del agónico sudor,
sí, la propia muerte fue
tu enemiga.

¿Cómo podría no amarte
bendito Jesús?
no por el advenimiento glorioso
o la atrición del averno.

No por mor de la
recompensa ansiada
sino como fiel reflejo
de tu perenne amor.

Por tanto te amo y te amaré
y entonaré una loa a tus
alabanzas porque eres
mi Dios y mi eterno soberano. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com