Un sarao y una soirée (fragmento)Miguel Ramos Carrión

Un sarao y una soirée (fragmento)

"JUSTO. Señores...
JOSÉ. ¡Oh! don Justo.
JOSEFA. Muy buenas noches.
JUSTO. ¿Qué tal vamos?
JOSEFA. Mis nervios están atroces.
JUSTO. Eso no es nada, ¡la humedad de estos días ha sido tanta! (Á Pepito.) ¿Qué es eso? ¿Está usted malo?
JOSÉ. Es un capricho. ¡Se quería á estas horas ir al Casino!
JUSTO. Pues que se vaya, déjele usted.
JOSÉ. ¿Habiendo reunión en casa? No me parece justo.
PEPITO. Si ya no salgo.
JOSÉ. Luego viene tan tarde...
PEPITO. ¿Qué más temprano? En casa siempre cuando ya me recojo me dan las siete.
JOSÉ. Yo a tu edad no salía nunca de noche.
PEPITO. No te habrían quitado los andadores.
JOSÉ. NO, no te burles.
JUSTO. Otros tiempos requieren otras costumbres. Yo tengo con mis hijos otro sistema. Ellos tienen sus llaves y salen y entran. Nunca me cuido... La privación es causa del apetito. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com