Siberia Blues (fragmento)Néstor Sánchez

Siberia Blues (fragmento)

"Quedé que un tiempo después volvería desde la República de Chile al patio, con el bolsón vacío en la mitad del mismo verano en que yo había abandonado las dulzuras del convoy de Valdenegro por aproximaciones: una piecita para solitario en Belgrano R. mientras me defendía como vendedor a prueba sobre la alfombra violeta de la sastrería de Corrientes donde no estaba permitido apoyarse en las vitrinas o hablar y me ubicó desde la calle: entre los dos tropicales de la vidriera lo vi reaparecido y me hubiera tirado cuerpo a tierra por ese traje de la firma y la alfombra y las dos violas da gamba cuando la calle Crámer.
Todavía te restaba la tonada de Valparaíso. Entraste en camisa a convidarme un cigarrillo y te aclaré que tampoco nos permitían fumar y ni nombraste Chile pero sonreías. Con cuchicheo sobre la violeta quedamos en que al día siguiente (un jueves que se consolida sin ninguna nube) vos dejabas el patio y yo la sastrería y nos tirábamos el reencuentro entero sobre el polvo del balneario municipal.
Entró ahora en traje y se fue derecho hacia el vendedor. Lo trató secamente, le dijo que necesitaba ropa sport en abundancia y eligió camisas, eligió tres piyamas (como se imaginará no hubo la menor referencia a Natalio Ventura), le pidió que llevara algunos sacos sport al probador. Adentro del probador, mientras el sastre le repartía alfileres en los talles, dijo que enviaran todo a su departamento entre Paraná y Montevideo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com