El pensamiento de Jaime Torres Bodet (fragmento)Alfonso Rangel Guerra

El pensamiento de Jaime Torres Bodet (fragmento)

"No queremos exagerar el valor que tiene el simple adiestramiento mecánico de los iletrados en el aprendizaje de la lectura y la escritura. Este aprendizaje, indispensable sin duda, no constituye sino una de las tareas que los maestros reunidos en Pátzcuaro deberán perfeccionar. La educación de base se asigna metas más elevadas, puesto que pretende proporcionar a las comunidades rurales, no sólo un recurso práctico de comunicación con el exterior, merced a los libros y los periódicos, sino un mínimo de los elementos primordiales imprescindibles para una mejor adaptación de la vida de esas comunidades a los requerimientos de la época y del ambiente." Es decir, se trataba, desde un principio y como ya se comentó antes, de una preparación para la vida, entendiendo que la educación debe siempre tender a ello y no limitarse a ser una mera instrucción. Y si nos percatamos, este mensaje de Torres Bodet contiene la apertura para el futuro, pues en su parte final se establece que la adaptación de la vida de esas comunidades latinoamericanas deberá hacerse de acuerdo con "los requerimientos de la época y del ambiente."
Hoy, medio siglo después de haberse pronunciado aquellas palabras, es evidente que debemos estar conscientes de las necesidades en el siglo que comienza, lo que a su vez nos lleva a entender que el sentido y alcance de la educación de adultos también se ha ampliado y modificado con el tiempo. Desde aquella reunión de hace ya más de medio siglo en Elsinor, Dinamarca, hubo otras en diversas partes del mundo y en su conjunto manifiestan mundialmente la permanente preocupación por superar las condiciones de inequidad, marginación y falta de oportunidades de educación. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com