La esgrima del ensayo (fragmento)Alfonso Rangel Guerra

La esgrima del ensayo (fragmento)

"La prosa de Alfonso Reyes ofrece al lector una belleza que puede reconocerse tanto en el lenguaje como en la composición de conjunto. Sin embargo, es evidente que tal belleza no tiene su origen tan sólo en la perfección en el uso de las palabras, sino que hay otros elementos que la hacen posible. En estas páginas intentaremos identificar dichos elementos y establecer ciertos aspectos que permitan entender el origen y el sustento de esta belleza prosística.
[...]
En su primer libro, Cuestiones estéticas (París, 1911), se recogen textos redactados entre 1908 y 1910, cuando el autor contaba entre diecisiete y veintiún años de edad. Uno de ellos, escrito en 1909, se titula «Sobre el procedimiento ideológico de Stéphane Mallarmé». En él se ofrece al lector un estudio sobre la posición asumida por Mallarmé en el proceso verbal de la creación poética. Según Reyes, el poeta francés intentó lo inalcanzable: lograr que el lenguaje tradujera en palabras todo aquello que se agita en su interior. La cita es larga, pero merece recogerse completa:
Esfuerzo poderoso para perfeccionar el tosco lenguaje, anhelo sabio y meditado de hacer más directa la manifestación literaria; rebeldía de una mente original, nueva, integrada, por traer el medio defectuoso a la obediencia de los fines y de los modos de pensar; delirio, en suma, de perfección; tenaz empeño de pulir todo frotamiento, de destruir toda aspereza; obra tan vasta y de tan pasmosa congruencia racional que, con ser sólo de lingüística, supone, de por sí, la solución de muchos y más profundos problemas y acaso la de la soñada correspondencia cabal entre las cosas y la voluntad teórica; éste fue el empeño de Stéphane Mallarmé y en tan vasta obra se gastaron todos sus alientos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com