La escuela de Yasnaia Poliana (fragmento)León Tolstoi

La escuela de Yasnaia Poliana (fragmento)

"Hacía esas observaciones acerca de las dos ramas de nuestras artes que mejor conozco y que en otro tiempo amé
apasionadamente: la música y la poesía. Y es duro el decirse:
-He llegado a la convicción de que todo lo que hemos hecho, con respecto a estas dos ramas, es falso, exclusivo, sin
alcance, sin porvenir, y nada en comparación con las necesidades del pueblo, y asimismo obras de las que
encontramos muestras en él. Estoy convencido que un poema lírico, como por ejemplo:
Me acuerdo del momento maravilloso...
que las obras maestras de la música, como la última sinfonía de Beethoven, no son tan en absoluto, tan completamente bellas como la canción de Vagnka el Sumiller y la melodía Por nuestro río Volga abajo; que Pushkin y Beethoven nos agradan, no porque expresen la belleza absoluta, sino porque estamos tan depravados como Pushkin y Beethoven, porque Pushkin y Beethoven adulan igualmente nuestra irritabilidad anormal y nuestra debilidad.
Procuraré resumir todo cuanto queda dicho más arriba. Acerca de la pregunta: Las bellas artes, ¿son necesarias al pueblo?, los pedagogos titubean de ordinario y se embrollan (sólo Platón ha decidido atrevidamente y en sentido negativo la cuestión).
Se dice:
Es necesario, pero con ciertas restricciones; dar a todos la facultad de ser artistas es perjudicial para el orden social.
Se dice:
Ciertas artes no pueden existir en cierto grado más que en determinada clase de la sociedad.
A alcanzar estos fines es a lo que tienden todas las preocupaciones de los pedagogos, en lo que se refiere al arte. Yo encuentro todo esto injusto. Estimo que la necesidad de los goces artísticos y el culto del arte existen en cada ser humano, cualesquiera que sean su raza y su esfera, que esta necesidad es legítima y que debe ser satisfecha. Y erigiendo esta máxima en axioma, digo que debemos sobre este punto mostrarnos circunspectos ante el temor de inculcar lo falso a la joven generación, y también para dar a esta joven generación los medios de elaborar un arte nuevo, tanto por la forma, cuanto por el fondo. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com