La religión gnóstica (fragmento)Hans Jonas

La religión gnóstica (fragmento)

"Los Padres de la Iglesia convirtieron a Simón Mago en el padre de todas las herejías. Simón fue contemporáneo de los apóstoles y samaritano, y Samaría era un lugar especialmente rebelde en materia de religión que los ortodoxos veían con recelo. Cuando el apóstol Felipe llegó a Samaría para predicar el Evangelio, se encontró con el movimiento de Simón en pleno apogeo, y con un Simón que se jactaba de ser "el Poder de Dios que es llamado el grande" (Hch 8:10) y que contaba con la aprobación de la gente. Esto significa que Simón predicaba, no como apóstol, sino como mesías. La historia de su posterior conversión, aunque no necesariamente la de su bautismo, debe de ser errónea (si es cierto que el Simón de los Hechos y el heresiarca de los Padres son una misma y sola persona, lo cual ha sido puesto seriamente en duda), ya que en ninguno de los informes heresiológicos sobre las enseñanzas simonianas de los siglos II y III existe indicación alguna de que la posición de Jesús fuera admitida por la secta, salvo como encarnación precursora del mismo Simón. En términos generales -incluso si tomamos los Hechos como una historia relacionada con una persona diferente, y fijamos la existencia del profeta gnóstico del mismo nombre una o dos generaciones más tarde- el simonianismo fue desde el principio y continuó siendo de manera estricta un mensaje rival de origen obviamente independiente; es decir, Simón no fue un disidente cristiano, y si los Padres de la Iglesia le adjudicaron el papel de hereje principal, al hacerlo, admitieron implícitamente que el gnosticismo no era un fenómeno surgido en el seno del cristianismo. Por otra parte, el escritor pagano Celso nos informa de que los términos en los cuales de dice que Simón hablaba de sí mismo eran corrientes entre los pseudomesías que todavía plagaban Fenicia y Palestina en su tiempo, aproximadamente a mediados del siglo II. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com