Memorias para ayudar a formar un diccionario... (fragmento)Félix Torres Amat

Memorias para ayudar a formar un diccionario... (fragmento)

"-Memorias para ayudar a formar un diccionario crítico de los escritores catalanes y dar alguna idea de la antigua y moderna literatura de Cataluña-
La poesía vulgar gozó de mucha estima en la edad media, así en Cataluña, como en la Francia meridional y en el norte de Italia. Con la protección y favor que le dispensaron, por espacio de 435 años, los condes de Provenza, ó príncipes de la real casa de Barcelona, desde el principio del siglo XII, y después durante el reinado de los reyes de Aragón sus sucesores, no podía dejar de difundirse su gusto más allá de los Pirineos.
Si atendemos á lo que nos dicen varios autores, señaladamente los sabios italianos Fontanini y Quadrio, de los catalanes fue, de quienes los provenzales aprendieron el arte de hacer versos y la cultura de la lengua. Pero á lo menos es cierto que los poetas catalanes encontraron en sus príncipes, no sólo unos bienhechores, sino también unos émulos. Tales fueron el conde Ramón Berenguer V de Provenza y su esposa Beatriz de Saboya, los reyes de Aragón Alfonso II, Pedro II, Jaime I, Pedro III, y el infante Federico que fue rey de Sicilia. Los príncipes subalternos, siguieron el ejemplo de sus soberanos, y esta noble rivalidad produjo una multitud de trovadores de un rango distinguido: Hugo de Mataplana, Guillermo Vizconde de Berga, Gerardo de Cabrera, Poncio Hugo III conde de Empurias, Cerveri de Gerona, Guillermo de Mur, Manuel de Escas etc. sin contar á Guillermo de Cabestany, Berenguer de Palazol, Pons de Ortafá y otros del condado de Rosellón que entonces estaba reunido á la misma corona que Cataluña.
Las largas y sangrientas guerras que en el siglo XIII asolaron la Occitania, fueron causa de que cesasen los cantos de los trovadores en este desgraciado país, y causaron en él la decadencia de la lengua y del arte de hacer versos. Pero sin embargo de las relaciones ó comunicaciones que en esta materia hubiese habido entre los pueblos de los Pirineos, esta revolución en el lenguaje no se extendió a Cataluña; porque de todos los idiomas hijos de la lengua romana primitiva, que era la de todos los trovadores, el catalán es el que todavía se acerca más a ella, como observa Mr. Raynounard. El idioma catalán, añade este sabio académico, es desde mucho tiempo una lengua fija; tiene gramáticas y diccionarios, están impresos en catalán muchísimos libros, y existe un número mucho más considerable en manuscritos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com