Malestar en los museos (fragmento)Jean Clair

Malestar en los museos (fragmento)

"Un placer elitista. ¿Por qué no? Las élites de nuestros días no hacen otra cosa que sobrevivir. ¿No podemos protegerlas, simplemente? ¿Es esta una diversión de intelectual, inaccesible al neófito?”. Esta reflexión viene, lógicamente, del propio título del libro. El placer de una visita al museo ha terminado por sucumbir a la fatiga que supone realizarlo: “la cola, interminable; después, el barullo, la avalancha, el tumulto”
[...]
Si no se trata más que de gestionar flujos, como se regulan los lux, ¿por qué aceptar, en el ámbito del amor al arte, sutil mezcla de saber y de fe, lo que no aceptaríamos en el ámbito del saber ni en el ámbito de la fe?
[...]
Existe la ingenua creencia de que los cuadros o las esculturas que allí se conservan nos hablan directamente, se comunican con nosotros sin que tengamos que hacer el esfuerzo de entender lo que representan.
[...]
Creer que obtenemos placer de una obra cuyo sentido somos incapaces de comprender es como recorrer con la mirada un texto en una lengua extranjera, una sucesión de signos impresos de los que nada sabemos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com