Reparos al proyecto del código penal (fragmento)Félix José Reinoso

Reparos al proyecto del código penal (fragmento)

"Y ¿cómo se prueban por lo común esas segundas intenciones? Los hombres no ven el corazón, sino las obras; y en éstas hay generalmente sobrados estímulos de conocida utilidad para motivarlas, sin apelar á esos misterios de perversión. Rara vez podrá convencerse de ellos al que los niegue, y atribuya su delito á intenciones, más ostensibles y análogas á la humanidad.
Pero ¿qué medida, ni valor tienen ante la ley civil esas intenciones, sea lo que fuere de su existencia y conocimiento? Éste es un grande error en la legislación, derivado malamente de una verdad en la moral. Dedicada esta última á regular la conciencia del hombre, entra en su interior, y condena los deseos y propósitos depravados; pero la legislación dirigida á moderar las obras, se limita al exterior del hombre, y sólo condena sus acciones nocivas. Dios ve el corazón y castiga sus extravíos; el legislador sólo ve las obras, y castiga el daño que producen á la sociedad. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com