El laberinto (fragmento)Antonio Joaquín Afán de Ribera

El laberinto (fragmento)

"Leopoldo. Pura y bella
la creía, el desengaño
destrozando el corazón
hace aumentar la pasión
porque es su aumento en mi daño.
Tengo celos, no me ama
¿qué partido he de tomar?
el mejor... voy á marchar
y ahogaré de amor la llama.
Pedro. ¡Que estáis diciendo, señor!
según el lenguaje entiendo
habláis de marchar corriendo
renegando del amor.
De modo que la señora
que ansiaba vuestra venida,
se vá á quedar resentida
con vuestra salida ahora.
Decís la carta os despide?
yo no lo comprendo; y luego
os esperaban con fuego
que más vuestro pecho pide.
Será quizás desvarío
leedla otra vez,
Leopoldo. Para qué.
Pedro. Dádmela acá. (Le dá la carta.) Pues á fé
que esto no es escrito mío.
Leopoldo. ¡Como! que decís?
Pedro. Si tal;
yo le he escrito al Señorito
y recuerdo que este escrito
no lo notára...cabal.
D. Leopoldo, es un enredo
y el hilo yo lo he de buscar.
Leopoldo. Sabes sé recompensar,
y lo que hacer por tí puedo.
Pedro. Vuelva al pecho la esperanza,
y nuestra empresa sigamos,
y con el refrán digamos
paciencia todo lo alcanza.
Mas se escucha gente fuera
haceos el desentendido.
Leopoldo. Sabes cumplo lo ofrecido.
Pedro. Vuelva mi ilusión primera. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com