Un amigo en candelero (fragmento)Antonio Gil de Zárate

Un amigo en candelero (fragmento)

"Aquilino. ¿Qué hay?
Gonzalo. Vé pronto: corre á casa de Solís, no te pares.
Aquilino. Muy bien, tomo el sombrero, y voy...
Gonzalo. Escucha el recado.
Aquilino. Soy un tonto: es verdad.
Gonzalo. Si no le encuentras, corre de un extremo al otro todo Madrid hasta hallarle. Dile que de ningún modo vuelva á su casa; que vaya á la de Lope...
Aquilino. ¡Qué embrollo!
Gonzalo. Le amenazan grandes riesgos, y salvarle me propongo. Que no salga, que de nadie se deje ver.
Aquilino. ¡Qué demonios!
Gonzalo. La noche está cerca: así que oscurezca, iré de incógnito... Mas corre, vuela, no tardes.
Aquilino. Corro, vuelo.- (¡San Antonio! Todo se vuelve tramoyas, y para sustos no como.)
Gonzalo. Me tiro un pistoletazo si liberarle no logro. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com