De la situación y de los intereses de España en el movimiento reformador de Europa (fragmento)Andrés Borrego

De la situación y de los intereses de España en el movimiento reformador de Europa (fragmento)

"Después de haber demostrado, apoyándonos en el derecho y en la historia, que la lógica y el irresistible imperio de las circunstancias nos conduce á hacer nuevos adelantos en el orden de las mejoras sociales, á realizar nuevos progresos en nuestras instituciones, la primera cuestión que debería ocuparnos en el estudio que hemos emprendido sería la de investigar la índole de las reformas á que es de presumir se incline entre nosotros la opinión liberal, la naturaleza y extensión del cambio que su triunfo tiende á efectuar, la conveniencia de las alteraciones y mudanzas que introduzca el nuevo sistema, y hasta qué punto pueden influir en ellas por un lado las conocidas ideas y doctrinas del partido progresista, y por otro las que no puede menos de comunicarle el ascendiente y el ejemplo de los sucesos exteriores.
Pero antes de abordar esta materia, que es una de las que nos proponemos tratar con mayor cuidado, debemos ocuparnos de una cuestión previa, y de la que no es posible prescindir; cuestión que no puede ser descartada, cuando se trata de discurrir sobre el porvenir de la nación española, y de cimentarlo sobre bases de equidad, de igualdad, de justicia, conformes á los principios de la libertad, á las costumbres y sentimientos del país.
Esta cuestión es la relativa al partido carlista, á sus intereses, á su influencia, á los obstáculos que pueda presentar ó á la ayuda que pueda ofrecer para que las instituciones se afirmen.
Hasta ahora sólo nos hemos ocupado de moderados y de progresistas, partidos que si bien componen la mayoría de la parte activa, ilustrada é influyente de la población, no son sin embargo todo el país, el cual no podrá verse constituido ínterin no lo sea de manera que la libertad se extienda á todos sus naturales y abrace todas las opiniones.
Y á fin de profundizar cual se requiere un asunto de tanta importancia, vamos á considerar al partido carlista bajo todos los aspectos en que puede ejercer una influencia moral ó material, inmediata ó remota, sobre la suerte de la nación.
Al efecto analizaremos cual sea el valor político y social que encierre el carlismo, considerado:
1º Como principio ó idea, como elemento moral, como doctrina y centro de propagación.
2º Como partido que tiene por jefe un pretendiente á la corona, y que por lo tanto posee un elemento de solución, para la cuestión dinástica, cuestión siempre viva é inminente en épocas de revolución.
3º Como agregación de hombres notables, de jefes expertos, unos en las armas, otros en las diferentes carreras y acostumbrados todos á ocuparse de los negocios públicos y á influir en ellos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com