Una antigualla peruana (fragmento)Marcos Jiménez de la Espada

Una antigualla peruana (fragmento)

"Guascar Inga muerto, quedando en la tierra Ataovallpa, aunque preso por el marqués don Francisco Pissarro, luego dio orden y procuró de dar asalto y trasnochada sobre los cristianos y tenía la gente prevenida para ello, aunque lo atribuyeron á la interpretación engañosa del intérprete. Dios Nuestro Señor no lo permitió, que orden se había dado para ello, siendo descubierta la traición. Asimismo se descubrió la cautela y malicia con que mató á Guascar Inga; por todo lo cual y para más seguridad de la tierra, tuvo por bien de hacer justicia del con acuerdo y parecer de los capitanes que para ello se juntaron en capitulación tres días antes, é considerado tan grandes daños en el reino y crueldades tan severísimas en los ingas, que en cosa alguna fueron culpados en casos que les imputaban, y la última causa y cautela que formó para matar y la orden que dio contra Guascar Inga, tuvieron por bien de hacer justicia del y se hizo; solamente hubo parecer del adelantado don Diego de Almagro que no le mataran sino que le enviaran á España á su Majestad; así estuvo algunos días disgustado de que no hubiesen admitido su parecer, porque daba sus pareceres muy evidentes para ello. El P. Fr. Vicente Valverde en opinión parecer (sic) conformaba con el adelantado, porque las crueldades y maleficios que por orden de Ataovallpa Inga se habían hecho, las había hecho como rey gentil, y hasta ser catecizado en nuestra santa fe católica, no se pudo conocer de justicia contra ninguno de ellos, sino solamente por la seguridad de los cristianos, por ser Ataovallpa hombre mañoso y cauteloso y severo, y por su seguridad de ellos, porque hasta entonces no la habían recibido sino como bárbaros é infieles. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com