Los principios de la filosofía (fragmento)René Descartes

Los principios de la filosofía (fragmento)

"Las partes que se unen en la forma indicada las unas a las otras y que retienen una agitación menor se hallan principalmente en la materia del primer elemento, que fluye en línea recata desde los polos de cada torbellino hacia su centro, pues tales partículas no tienen necesidad de estar tan agitadas para desarrollar sólo este movimiento recto como tienen para desarrollar otros más tortuosos y diversos que acontecen en otros lugares; de forma que, cuando se encuentran ubicadas en otros lugares, suelen ser rechazadas hacia tal lugar y, al unirse varias entre sí, dan lugar a la formación de unos pequeños cuerpos de los que intentaré explicar muy especialmente su figura, pues esto es lo que merece ser destacado.
[...]
En primer lugar, deben tener la figura triangular, puesto que discurren a través de estos pequeños espacios triangulares que se forman en medio de las tres partículas esféricas del segundo elemento, tangentes entre sí. En lo relacionado con su longitud, no es de fácil determinación, puesto que no parece que dependa de alguna otra causa que de la abundancia de materia ubicada en los lugares en que se forman estos pequeños corpúsculos; pero basta que los concibamos como pequeñas columnas estriadas, con tres estrías o canales que se despliegan en espiral, tal y como una concha de caracol, de manera tal que, girando, puedan pasar a través de los pequeños intervalos que tienen la figura del triángulo curvilíneo FIG y que se forman infaliblemente entre tres bolas del segundo elemento, cuando se mantienen en contacto. Puesto que estas partículas estriadas pueden ser mucho más largas que anchas y puesto que pasan muy rápidamente entre las partes del segundo elemento, mientras siguen el curso del torbellino que las arrastra en torno de su eje, fácilmente se concibe que los tres canales que están en la superficie de cada una, deben tener la forma de la concha del caracol; asimismo, estos tres canales deben estar más o menos cerrados en proporción a que pasen por lugares que están más o menos alejados de este eje, a causa de que las partes del segundo elemento rotan más rápidamente en los lugares más alejados del eje del torbellino que en los más próximos. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com