Lefeu o la demolición (fragmento)Jean Améry

Lefeu o la demolición (fragmento)

"He ahí el ala lateral que se eleva hacia la turbiedad otoñal, un ala, como si alguien se la hubiera arrancado a un ave moribunda que entre espasmos se bate desesperadamente contra la muerte, a un oiseau de malheur; gracias, mon ami, el cuadro verá la luz, descuide, y el ala de ese edificio, antaño una fábrica que se ha reformado para usarla como casa de alquiler, encontrará su lugar, como ala de pájaro mutilada y ensangrentada o como fachada de unas ruinas o como ambas cosas, técnicamente resulta factible, no plantea ningún problema, sin necesidad de perderse en un surrealismo superficial y arbitrario. Aquí está el retrete, Monsieur Jacques, sus tablas desvencijadas dejan pasar el aire, un pedazo de chabola, de chabola de mierda, me concederá que por cada vez que nos entren ganas de mear un par de gotas no vamos a estar dispuestos a avanzar a tientas por el pasillo, a enfangamos los pies, para finalmente llegar abajo y exponer al gélido viento invernal un pene atormentado entre espasmos por un sinfín de erecciones frustradas. Déjenos continuar nuestro camino por el barro y los escombros, pronto habremos dejado atrás la cantera y nos encontraremos sobre el sólido adoquinado de nuestra querida rué Roquentin. Coma, sin dudarlo, siempre que le venga en gana, el cuerpo exige ser alimentado antes de que se deshaga.
En polvo. Tales son las expresiones, no tengo nada mejor en mi cabeza de pájaro emplumada y pico puntiagudo. He ahí su procedencia: la catequesis y la poesía de George, y las dos eran igual de buenas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com