La muerte del profesor (fragmento)Niccolò Tucci

La muerte del profesor (fragmento)

"Contemplaba la casa desde el apartamento de la calle de Marjorie y sentía que se iba distanciando de él, llegando a ser cada vez más y más pequeño, como una estación de tren vista desde el último vagón del tren: Primeramente, los rostros se confundían con los sombreros y los cuerpos fundiéndose luego con el andén y luego la propia estación languidecía entre árboles y montañas, quedando apenas un orificio en el horizonte, en cuyo interior se hallaban postes de telégrafos, gravas, raíles y arbustos agitados por el viento. Pero para él era diferente. No había nuevos horizontes que arrojaran a los antiguos a las fauces del tiempo. Eso era la muerte, la oscuridad que manaba de sus ojos: los mantuvo abiertos y no pudo ver nada. Se despertó sobre la alfombra. Pudo ver el rostro de un hombre que llevaba monóculos y despedía mal aliento que le estaba preguntando: "¿Cómo se siente?" "¿Cómo se siente con esa respiración suya tan anhelante?" Sentía que le había preguntado, pero en realidad no lo había hecho. Se contentó con pensar eso, comprendiendo que se trataba de un doctor y para tratar de apaciguarlo afirmó "Es sólo un ligero desmayo. Nada serio". Pudo ver a Marjorie muy cerca de él, con aspecto preocupado, bonita como siempre y se sentía tan feliz que no quiso que ella supiera que la había visto. Sería algo así como dar una paupérrima definición de la alegría. Él fue consciente de la situación, pensando que más tarde la congratularía de forma adecuada con bellas y serias palabras. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com