Liv (fragmento)Johan Bojer

Liv (fragmento)

"La señora Holth se disponía a preparar la mesa para la cena. El mantel no estaba limpio, los vasos estaban astillados y los niños armaban jaleo a su alrededor. El suelo y las sillas estaban cubiertos de remiendos, artículos y juguetes de los infantes; pero afortunadamente la habitación de la esquina se hallaba en riguroso orden, con su lujoso mobiliario, en caso de alguien viniera.
La señora Holth había sido muy bella, pero ahora sólo era una ajada ama de casa de huecas mejillas y perdida figura. En el pasado se había sentido entusiasmada por las artes musicales y literarias, pero ahora se contentaba con ir de compras. Se detenía a mirar los objetos de las tiendas con peculiar fruición y era todo un placer para ella manejar encajes y terciopelos. En el último instante se excitaba y prometía regresar de nuevo.
Cuando contrajo matrimonio con Jörgen Holth, todos le habían vaticinado un brillante futuro y en lo más recóndito de su corazón no había desistido aún de esa esperanza. Cada vez que lo contemplaba cenando, soñaba casi involuntariamente con alguna sorpresa -una cátedra, una maestría o alguna otra delicia por el estilo. Escuchaba trémula como la llave giraba en la cerradura, ansiando ese instante cada día, cada año. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com