Bola de sebo (fragmento)Guy de Maupassant

Bola de sebo (fragmento)

"Su mujer, una de esas llamadas "galantes", era célebre por su precoz obesidad, que le valió el apodo de "Bola de Sebo". Bajita, gordezuela toda ella, hecha un cebón, con unos dedos abotargados, estrangulados en las falanges y parecidos a una sarta de salchichas pequeñas, de piel reluciente y tersa, y unos pechos enormes que abultaban bajo el ropaje, continuaba no obstante siendo apetecible y solicitada por lo mucho que seducía su frescor. Su semblante parecía una manzana colorada, un capullo de peonía a punto de florecer; y allá dentro, arriba, abríanse dos magníficos ojazos negros, sombreados por largas cejas espesas que proyectaban sombra hacia el interior. Más abajo, una boca encantadora, apretada, húmeda para el beso, enriquecida por unos dientecillos relucientes y microscópicos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com