Las pinturas rupestres de la cuenca baja del Ebro (fragmento)Henri Breuil

Las pinturas rupestres de la cuenca baja del Ebro (fragmento)

"En la pendiente exterior (del abrigo), los sílexs lamelares, de pequeño tamaño, son bastante frecuentes. Se encuentran asimismo en todos los terrenos llanos de los alrededores, diseminados un poco por todas partes en las cercanías del barranco. No se observa en ellas ninguna forma neolítica y sus caracteres recuerdan el Magdaleniense.
[...]
Por lo que conocemos, no ha sido señalada en otros lugares y esto podría hacer suponer que las tribus del final del Cuaternario que ocupaban Aragón y Cataluña tenían más analogía con las que ocupaban la cuenca del Ariége que con ninguna otra. La cueva de Le Portel es también la única muestra, en una pequeña miniatura de un menudo caballo en rojo unido, del procedimiento pictórico que se desarrollaba tan ampliamente en los petroglifos de Aragón y Cataluña.
[...]
El estilo de los frescos animalistas de Cogul... es ciertamente el de nuestros dibujos cuaternarios y no de los más recientes. Esta indicación está corroborada por la presencia, a poca distancia de la roca pintada de Cogul, de pequeñas estaciones magdalenienses, encontradas por Don Ramón Huguet, con numerosas hojas de sílex algunas veces retocados siguiendo los tipos habituales en Francia. En una de ellas no hay ninguna cerámica; en otra, cercana a una necrópolis romana o más reciente, hay algunos escasos fragmentos de cerámica sin carácter; otros se han encontrado en superficie en las tierras cultivadas. Por tanto es seguro que algunos yacimientos del paleolítico reciente, contemporáneos de nuestra edad del reno, existían en la vecindad inmediata de las rocas pintadas; es también muy probable que sea a estas gentes que vivían allí que se deba atribuir el conjunto de los frescos al aire libre: las de animales aislados vienen a sumar bellas y delicadas muestras a lo que se conocía del arte cuaternario animalista. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com