Antes que a noite venhaEduarda Dionísio

Antes que a noite venha

"Odio tu voz agria cuando la escucho surcando el silencio profundo del palacio.
[...]
Saludas sin vergüenza al sol, y a todos, Como amigos recientes, Inseguro de tu mórbida decisión. Con esfuerzo actúas Como si todo ya te perteneciera en la ciudad.
[...]
Eres hoy el peor de los hombres que mujer alguna vez concibió en estos países horrendos para donde en mala hora cuerpo y alma me transporte.
[...]
Serás rey, dices, y poderoso por la mano de esa con quien con alarde me remplazaste. Serás déspota de su cuerpo como todo hombre es déspota del cuerpo de la mujer que sólo le sirve para traer riqueza y descendencia, más alta o más baja, según el acaso, el año, el día, el mes.
[...]
Tal vez me hayas amado. Yo seguro que te amé. Dejé tierras, padres. Maté a un hermano.
[...]
No eres más que un exiliado inconformado con el poco poder que te tocó en el reparto. Mientes. Disfrazas con inventados motivos los deseos impuros que te corrompen y consumen. Esa que te ofrecieron es hija de rey. Fuiste construyendo a sangre fría en contra de la vida que te entregué la sensatez que nada pesa. En el otro plato de la báscula está en pequeño monte de polvo el oro de mi amor intenso. Para mí lo fuiste todo. Hoy eres otro. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com