Juan sin miedo (fragmento)Ida Gramcko

Juan sin miedo (fragmento)

"Le habían regalado un farolito japonés. Le habían regalado una baraja. Le habían regalado una novia cuyo cabello se abría como una bengala inextinguible. Pero estaba solo, tendido en el acantilado. Le habían regalado la belleza.
[...]
Aunque puedo ofrecerte mi nido… Está lleno de terrones de azúcar, de luciérnagas muertas y trocitos de hielo. También hay unos ojos… —¿Unos ojos? —indagó Juancito. La urraca contestó: —Una noche, bajo este mismo árbol, se paró una muchacha… Le brillaban los ojos como dos tachuelas barnizadas. Yo era incapaz de herirla, pero ella me sintió aletear. Desde aquel momento comenzó a palpar las ramas, a tantear el tronco… Finalmente, al no hallarme, porque la noche era oscura, me llamó por mi nombre. »—¿Eres la Poesía? —preguntó. »—Sí —le respondí, cavilosa. »Y ella entonces se irguió: »—¡Déjame ciega!. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com