Jesús el desconocido (fragmento)Antonio de Undurraga

Jesús el desconocido (fragmento)

"En efecto, abrí los evangelios con fines exegéticos en 1962 (26 años después de haberlos leído, acuciosamente, cuando era un joven), para ver hasta donde era efectivo que las ideas colectivistas de los siglos XIX y XX habían tenido a Jesús por progenitor remoto en Occidente. Realicé la lectura y vi que ello no es cierto. Entonces, como era lo natural, me movió la inquietud de dar a conocer un Jesús que lindara con el auténtico.
[...]
¿Pero cómo salir a la búsqueda del Jesús más auténtico? Cuando era muchacho y leí la Biblia me di cuenta de que la poesía lírica podía ser prueba histórica. Al leer los Salmos de David me percaté de que en ellos estaba un trasunto, quintaesenciado, de lo que afirmaban las crónicas sobre este impostor genial que se hizo coronar rey. En los salmos escuché su dolor recóndito, su gran tristeza, sólo confiada en Dios. Sentí su dolor ante la envidia, el vituperio y la bajeza humana. Nunca lo reconocieron del todo. Nunca. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com