Crónicas ginecológicas (fragmento)Elisa Lerner

Crónicas ginecológicas (fragmento)

"Mirla no está propiamente gorda. (Sálvenos Dios de ser cruel, como en su tiempo lo fueron las gacetilleras de Hollywood!). Pero empieza ella a tener la anchura rotunda de muslos, alguna vastedad de caderas poderosas que asedia a las mujeres que bordean la laguna no siempre cenagosa de los cuarenta años, es posible que una cascara de celulitis, comience alojarse en el cuerpo – Mirla Castellanos. La celulitis es una solidaridad que las mujeres estamos aprendiendo a ejercer, después de tenaces jornadas en atenta lectura de las revistas femeninas. Porque Mirla- con un círculo maligno de celulitis curvándole el destino risueño del cuerpo...
Pero aun afanándose en medio de la ilusión nocturna lentejuelas, para atraer a los hombres en medio de la ilusión nocturna de lentejuelas, para atraer a los hombres, puedes representarnos como nadie a nosotras, las mujeres- que ya han pasado los 40 años- sólo somos un puro absoluto, sufrir, un fogoso sangrar, un crónico cocinar. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com