Pereza (fragmento)Wendy Wasserstein

Pereza (fragmento)

"Me hallaba en la cúspide de aceptarme a mí misma y a mi vida como un enorme fracaso en el instante en que decidí visitar a mi amigo Pat Quinn en Los Ángeles. Pat trabajaba como agente de talentos de Hollywood y yo confiaba en que su sentido de los objetivos y deseos se adueñara de mi propia personalidad. El hecho de conducir a través de las autopistas angelinas siempre me ha resultado confortable, dado que siento que todos se encuentran en el hábitat de su burbuja aislada, incluso en el caso de que estén escuchando cintas dedicadas a la temática de la superación y autoayuda personal en sus modernos Cadillacs, siguen transitando en un viaje de ida y vuelta sobre ocho carriles de hormigón. Lo encuentro tranquilizador.
Gracias a la inspiración de Pat decidí que necesitaba ejercer autocontrol sobre mi propia vida. Había un modo de superación personal que aún no había experimentado: el culturismo. A pesar de mi mediana edad, llegué a pensar seriamente en que podría ser la próxima Mrs. Galaxy y tal vez, después de ello, llegaría a ser gobernadora de California. Me gustaba la idea de unos músculos ondulantes en mis brazos y piernas. Quería levantar pesas de unas dos mil libras, porque si pudiera alzar objetos tan pesados, seguramente ascendería también en mi periplo anímico. Así que encaminé mis pasos a la meca del culturismo, La playa de Venice, California. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com