Macno (fragmento)Andrea De Carlo

Macno (fragmento)

"La mirada se dispersa cada ocho pulgadas, condensando la tensión en el instante en que llega Macno y la vida se desliza hacia el inevitable encuentro, como impulsada por la succión de una ola. Él la sostiene en sus fuertes brazos y el sentido se extravía al contacto de los dulces contornos de ella. Se besan y ella sólo es capaz de sentir el flujo de su halo vital, el calor magnético que irradia el aliento y la fiebre que la devora. Él se adelanta hacia ella y ella da un paso hacia atrás. Ella lo sigue. Se oculta todo un universo más allá de los gestos y expresiones y de la dificultad de ordenar los pensamientos cabalmente. Distantes de la búsqueda de la armonía, la tensión se acumula de forma activa a cada instante. Liza y Macno se acurrucan juntos, muy cerca el uno del otro, sumidos en una confusión que les impide percatarse de nada de lo que suceda en el exterior. Se abrazan durante unos cinco minutos y nada en la habitación o fuera de ella tiene sentido, salvo ellos mismos. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com