Historia de la vida del hombre (fragmento)Lorenzo Hervás y Panduro

Historia de la vida del hombre (fragmento)

"Graciano versado solamente en estas colecciones espurias, conoció bien su variedad y contradicción, por lo que puso a su colección el siguiente título: Concordantia, o concordia discrepantium canonum. Este título, con que la colección de Graciano se nombra por Guido Baisio, Arcediano, por S. Antonino y Tritemio, se halla en los códices de ella, y en sus ocho ediciones hechas desde el año I471 hasta I499 inclusive. Antonio Augusto se burló con razón del título decreto, que se suele dar a dicha colección, y más del título, canonum concordia discordatium, que verdaderamente conviene a dicha colección. En ésta, además de los errores que Graciano trasladó de las colecciones espurias, hay muchos provenientes de su ignorancia, y no pocos por defecto de los amanuenses o copiantes. A la ignorancia o al descuido de Graciano se deben atribuir su suposición de fingirse los hombres en necesidad de faltar a algún precepto natural, la de insinuar que ha habido decretales contra algunas máximas de la doctrina Evangélica, la temeraria opinión de prevalecer a la potestad pública la privada por inspiración Divina: y así otras muchas opiniones y expresiones, que por el sentido material o formal de sus palabras, repugnan a la doctrina eclesiástica, y aun a la razón. A los copiantes se deben atribuir no pocos errores, como son los de ponerse en el decreto de Graciano, concilio Cartaginense por Calcedonense, Hiponense por Epaonense, Ilerdense por Triburense; y lo de citarse Chrisóstomo por Cromacio, Agustín por Gerónimo, Celestino por Calixto; Macario por Zacarías; Anastasio por Atanasio, Leonardo por Leandro, Trimegisto por Taumaturgo, Vicente por Iuvenco, Anselmo por Asello, etc. "


El Poder de la Palabra
epdlp.com