El tono menor del deseo (fragmento)Pía Barros

El tono menor del deseo (fragmento)

"El espejo no es ovalado, como se nos advierte. El espejo esta hecho de óvulos femeninos que se constituyen en un gran óvulo, la luna que refleja a Catalina y a la mujer que la escribe. ¿Qué busca ella en ese espejo? ¿Tendrá alguna desviación narcisista? Porque no cabe duda de que se busca a sí misma y en sí misma la herencia que otras mujeres han plasmado y que ahora ella desea confesar. "Porque las huellas de los otros van haciendo huellas, construyendo. Tras la ventana, una mujer que busca en el espejo ovalado.
[...]
El espejo es el ojo de la conciencia que la obliga a la introspección. El espejo es la posibilidad de la doble realidad: la mujer de aquí y la mujer de allá; la mujer de ahora y la mujer del pasado. "Es por eso que debe buscar, atravesar el espejo e ir en pos de su memoria, aferrarla con fiereza entre los puños y desgranarla, porque no le dejaré otro camino, y yo ya he aprendido que no hay otro.
[...]
¿Qué busca la mujer en el espejo que ella no sepa? ¿Por qué ese sadismo? ¿Por qué esa morbosidad? Ella conoce la imagen antes de ser reflejada: "Pero si la mujer fuera ahora frente al espejo, descubriría la sombra, lo femenino, la indefensión de estar a solas. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com