Uma véspera de Reis (fragmento)Artur Azevedo

Uma véspera de Reis (fragmento)

"(Los mismos y Emilia)
Emilia. ¿Qué queréis?
Los Tres. ¿Cómo se llama la escuela de Antonico?
Emilia. ¿Cómo? ¡No entendí!
Los Tres. ¿Cuál es el nombre...? (Se callan y se miran unos a otros.)
Emilia. Que hable sólo uno de vosotros (Ellos hablan al unísono.)
Bermudes. Hable usted, compadre.
Reis. Hable usted, doña Fran... Chiquilla.
Francisca. Hable usted, compadre.
Bermudes. ¿Cómo se llama la escuela a la que acude Antonico?
Emilia. Escuela Po-li-téc-ni-ca.
Los Tres. ¡Ah!
Repiten a coro. ¡Un nombre diabólico! ¡Un nombre infernal! ¡La paciencia es consumida por la apatía!
Emilia. Discúlpenme. Tengo algo al fuego. (Sale, mirando furtivamente a Alberto.)
Bermudes (Viéndola salir.) Qué buena ama de casa, ¿verdad, comadre?
Francisca. Ya veremos, compadre, ya veremos...
Reis. Hemos tratado no sólo de que sea una buena ama de casa, como usted acaba de decir, sino también una dama que sepa cómo entrar y moverse en una habitación...
Francisca. ¡Es cierto!
Bermudes. No le conceda demasiada libertad, compadre.
Reis. Ya aprendió francés, inglés y un poco de italiano.
Bermudes. ¿De veras?
Francisca. Sí, señor; y ahora está mejorando su portugués.
Reis. ¡Mire! (Señala hacia el piano.)
Bermudes. El piano.
Reis. ¡Ay que ver!
Bermudes. ¡Muy bien! (Cambiando de tono. A Francisca.) ¡Esta heroica ciudad de San Salvador ha cambiado mucho, comadre!. "



El Poder de la Palabra
epdlp.com