Calli

Ibrahim Calli


 Turquía | 1882-1960




1930 | 48 años
Mujeres en la playa
Óleo sobre lienzo.
Colección particular




1932 | 50 años
Dama con vestido verde
Óleo sobre lienzo.
Colección particular
27.6 x 33 cm.



1934 | 52 años
Mujer en una hamaca
Óleo sobre madera.
Colección particular
38 x 70 cm.



1938 | 56 años
Conversando en la isla
Óleo sobre lienzo.
Colección particular




Biografía:
    Reconocido pintor impresionista turco, que trajo una nueva comprensión hacia la naturaleza y la figura para el arte de su país, encantando tanto a críticos como expertos y mandatarios, con quienes compartió la misma mesa y pintó sus retratos muchas veces a lo largo de su vida. Nació en la ciudad de Çal, en la región interior del mar Egeo de Turquía, aunque debido a las visiones de su padre, llegó a Estambul para recibir entrenamiento militar. A pesar de los primeros turbulentos años de su vida, en esta etapa conoció al pintor armenio Ropen Efendi, con quien tomó lecciones de pintura. Dicha amistad después se encontró con el maestro Şeker Ahmed Pasha, quien les abrió camino para la Escuela de Industria-i Nefise, donde Ibrahim se convirtió en alumno en 1906. Cuando tenía solo 28 años abandonó el ambiente de relativa libertad de pensamiento que encontró en el instituto y durante la Segunda Monarquía Constitucional se mudó a París, donde el impresionismo, el postimpresionismo y el simbolismo que se mantenían activos en la capital francesa fascinaron al joven estudiante de la pintura. Se adentró también en la corriente del fauvismo, donde pudo hacer uso de nuevos experimentos como el cubismo y el futurismo y recibió una beca estatal, con la que se inscribió en el taller de Fernand Cormon, quien en este momento era uno de los principales pintores realistas de temas históricos en Francia. Inspirado por el arte como método de plasmar escenarios históricos en los años en que estalló la I Guerra Mundial, e infundado en los colores fauvistas y modos impresionistas, regresó en 1915 a su natal Turquía, específicamente a Çanakkale, donde hizo obras de temática bélica en el Şişli Atelier hasta 1917. En este tiempo, fue nombrado profesor de Sanayi-i Nefise Mektebi y continuó trabajando en varios temas a lo largo de su vida artística. Calli fue testigo de las revoluciones de su país y las decidió como el tema de sus pinturas, especialmente después de 1923, y aunque fuera reconocido públicamente y en su círculo artístico como un impresionista y digno representante de la Generación de 1914, el artista marcaría su huella a través de una visión individualista y más bajo una línea académico-impresionista. Especialmente en sus retratos y composiciones figurativas, donde domina un gusto clásico de estudio libre. Durante la década de 1920 y 1930, probó diferentes movimientos además del impresionismo recurriendo a diferentes estilos de expresión con las series de Mevlevi, una orden religiosa típica del país, llevando el impresionismo francés a la pintura turca, trazando un camino completamente diferente y trasladando la pintura turca de sus propios límites hacia las enseñanzas clásicas, trayendo una nueva comprensión hacia la naturaleza y la figura. Calli se retiró en 1947 y murió el 22 de mayo de 1960 como resultado de una hemorragia gástrica.  © Fahrenheit Magazine



Home_Page
Audio | Libreto | Vídeo | Fotos Interiores
copyright © 1998-2022, epdlp Todos los derechos reservados