Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Diego Clemencín : : : : :
  Diego Clemencín

   (España, 1765-1834)
Clemencín
  Sacerdote, literato, filólogo y político español, nacido en Murcia. Hijo de comerciantes franceses, estudió gramática latina, filosofía, teología y jurisprudencia. Empujado por una fuerte vocación religiosa, ingresó casi enseguida en el seminario, donde pronto destacó por su brillante inteligencia. En 1788 se trasladó a Madrid como ayo de los hijos de la duquesa de Osuna y Benavente. Apenas llegado a la Corte redactó Examen del prospecto de la Suma filosófica del P. Roselli. Sus relaciones en la Corte le hicieron abandonar la carrera eclesiástica y, así, se casó en 1798. El mismo año publicó Ensayo de traducciones. Ingresó en la Academia de la Historia en 1800 y ocho años más tarde fue nombrado Tesorero. En 1807 fue nombrado por el gobierno redactor de El Mercurio y la Gaceta; en este último periódico publicó un artículo en el que hablaba de la coronación de Fernando VII, lo cual casi le cuesta el ser fusilado por Murat cargo que ocupaba en 1808. La Junta Central le confió la dirección y redacción de la Gazeta de la Regencia (1811-1814). En 1812 fue nombrado oficial de la secretaría de la Gobernación y secretario del rey con ejercicio de decretos al año siguiente, cuando obtuvo el acta de diputado por Murcia y fue miembro de la Comisión de Instrucción Pública, cargos de los que fue despojado al año siguiente, con la reacción de 1814, si bien fue nombrado secretario perpetuo de la Academia de la Historia. Volvió a ser repuesto en la Gobernación en 1820 y otra vez renovó su acta de diputado a Cortes por su provincia (1820-1822). Ese mismo año de 1820 fue nombrado vocal del Museo de Ciencias Naturales y publicó el Elogio de la reina católica doña Isabel. A continuación fue jefe de la sección de Instrucción Pública en la Secretaría de Gobernación (1821) y más tarde se puso al frente del Ministerio de la Gobernación de la Península. En 1822 fue designado Consejero honorario de Estado, pero se firmó una orden de busca y captura contra él, por considerarle complicado en los sucesos del Siete de Julio. En octubre de 1823 cuando, gracias a la ayuda francesa, triunfó el absolutismo, el gobierno le desterró de Madrid y no volvió hasta 1827. Durante estos cuatro años estuvo en Murcia, entregado a sus estudios históricos y literarios. Al regresar a la Corte, volvió a la Academia, donde siguió desempeñando sus labores literarias. Murió a consecuencia del cólera en 1834. A su pluma se deben varios informes en la Academia de la Historia, un Quijote comentado, que sus hijos terminaron de imprimir en 1839. También póstumamente apareció Biblioteca de libros de Caballería. Dejó también otros manuscritos y traducciones, entre aquellos Memoria sobre las historias del Cid.  © A. Gil Novales

Textos:


Elogio de la Reina Católica Doña Isabel (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved