Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Juan Bravo Murillo : : : : :
  Juan Bravo Murillo

   (España, 1803-1873)
Bravo
  Político español, presidente del gobierno (1851-1852). Nacido en Fregenal de la Sierra (Badajoz), a los 22 años se convirtió en catedrático de filosofía de la Universidad de Sevilla, después de haber comenzado estudios de derecho e incluso eclesiásticos. Trabajó como abogado en Madrid y resultó elegido diputado por vez primera en septiembre de 1837, representación que volvió a obtener posteriormente en repetidas ocasiones como miembro del Partido Moderado. Desde enero hasta marzo de 1847 desempeñó el cargo de ministro de Gracia y Justicia en el gobierno presidido por Carlos Martínez de Irujo, duque de Sotomayor. Ramón María Narváez le nombró ministro de Hacienda en dos de los gobiernos que presidió, función que ejerció entre agosto y octubre de 1849, y desde octubre de ese año hasta noviembre de 1850; en el primer caso, compatibilizó ese puesto con el de ministro de Comercio, del que era titular desde noviembre de 1847. Presidió el gobierno durante dos años, de 1851 a 1852, al tiempo que volvió a ocupar el Ministerio de Hacienda. Su labor de gobierno se centró en sanear la Hacienda, nivelando presupuestos y gastos, así como en impulsar de forma decidida las obras públicas. Profundamente católico, pretendió restablecer las rotas relaciones con la Santa Sede desde la desamortización. El resultado fue el Concordato de 1851. Decidido a conseguir una administración eficaz, propuso un método objetivo de selección (oposiciones) para ingresar en la función pública. Su labor más profunda fue el intento de reformar la Constitución de 1845, con el objeto de limitar aún más las libertades políticas y el poder de las Cortes en beneficio de la Corona. El texto propuesto, hecho público en los primeros días de diciembre de 1852, provocó la repulsa incluso de los moderados, que lo entendieron como un retorno al viejo absolutismo. No obtuvo el suficiente apoyo legislativo como para que pasara de un mero proyecto, por lo que no engrosó las normas que han configurado el constitucionalismo español y terminó por provocar su propia dimisión pocos días después, tras perder la confianza de la propia reina Isabel II. Desde entonces, tuvo un escaso papel en la política activa, de la que se retiró tras el triunfo de la revolución de 1868, no sin antes presidir el Congreso de los Diputados desde enero hasta mayo de 1858. Falleció en 1873 en Madrid y un año más tarde se completó la publicación de sus Opúsculos, la selección de sus escritos políticos y hacendísticos.  © M.E.

Textos:


Opúsculos (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved