Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Manuel Fernández y González : : : : :
  Manuel Fernández y González

   (España, 1821-1888)
Fernández
  Novelista español nacido en Sevilla. Escribió poemas y dramas según el patrón de Zorrilla. Es autor de unas trescientas novelas, la mayoría de las cuales aborda temas histórico-legendarios o costumbristas, Men Rodríguez de Sanabria (1851), El pastelero de Madrigal (1862) o Los desheredados (1865). Durante la niñez y parte de la adolescencia, vivió en Granada, que juzgó siempre una segunda patria. Allí se graduó en Filosofía y Derecho, materias cuyo cultivo alternó. Se dice que ya a los doce años escribía apreciables versos, y a los catorce publicó su primer libro de poesías. Mientras cumplía el servicio militar, inició su actividad teatral con la composición del drama El bastardo y el rey (1841), que alcanzó un gran éxito. Licenciado en 1847, contrajo matrimonio en 1850, y a fines de este mismo año se instaló en Madrid y se dedicó por completo a la novela, género del que había ofrecido una primera muestra en 1838, El doncel de don Pedro de Castilla. Fue prodigiosamente fecundo, escribió unas trescientas novelas, contenidas en más de quinientos volúmenes, de carácter histórico-legendario (influencia de Walter Scott) o bien social (influencia de Víctor Hugo). En sus novelas históricas supo pintar con maestría los ambientes del pasado y dotar a sus historias de ritmo y acción; en sus novelas sociales, que transparentan una ideología progresista, predomina la visión sentimental de las clases oprimidas, dotadas de unos rasgos excesivamente idealizados. Por sus dotes de fácil escritor folletinesco recuerda a Alejandro Dumas padre; fue, en verdad, el rey de la novela por entregas. Llegó incluso a dictar a sus secretarios, entre quienes figuraba el mismo Blasco Ibáñez, dos o tres novelas a la vez. Todo el mundo le pedía obras y nadie quedaba defraudado. Ello le proporcionó fabulosas ganancias, que le llevaron a una existencia desordenada y fastuosa. En su lujoso coche figuraban las iniciales M.F.G., a las que dio la ingeniosa interpretación de "Mentiras fabrico grandes". Como confirman todos los datos biográficos, poseyó un carácter abierto y sincero. Luego de una estancia en París, donde alcanzó un gran éxito mundano y literario, volvió a la patria y reanudó su intensa actividad. Una cátedra ofrecida por el Ateneo de Madrid le sirvió de refugio en los tristes y miserables días de la decadencia, que le forzó a morir en una oscura buhardilla, olvidado por los mismos a quienes enriqueciera con sus obras. La crítica le hizo objeto de menosprecio, sentimiento que el autor supo devolverle. Tanto en el arte como en la vida fue un típico romántico. Entre sus mejores novelas figuran, La maldición de Dios (1863), María (1868), Martín Gil (1854), El cocinero de Su Majestad (1857) y Men Rodríguez de Sanabria (1851).  © B.Y.V.

Textos:


El cocinero de su Majestad (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved