Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Antonio de Ulloa : : : : :
  Antonio de Ulloa

   (España, 1716-1795)
Ulloa
  Científico y marino español, que participó en una de las más destacadas expediciones científicas de cuantas tuvieron lugar en el siglo XVIII. Nació en Sevilla, en el seno de una ilustre familia. A los 17 años, ingresó como guardia marina en la Armada y formó parte de la dotación del buque Santa Teresa. Por aquel entonces, la Academia de Ciencias de París acometió la empresa de determinar con exactitud la forma de la Tierra. Para ello había que medir la distancia terrestre que correspondía a un grado de meridiano cerca del ecuador y próximo al polo. Para la medición polar, se eligió Laponia; y para la ecuatorial, Quito, que pertenecía al virreinato del Perú, bajo soberanía española. El rey de Francia Luis XV solicitó permiso al monarca español Felipe V, quien consideró conveniente designar a dos oficiales españoles para participar en la expedición científica francesa, al mando de Charles de La Condamine, y en la que también figurarían Louis Godin y Pierre Bouguer. Los elegidos fueron los guardias marinas Jorge Juan y Santacilia, de veintiún años, y Antonio de Ulloa, de diecinueve, siendo ambos ascendidos al grado de teniente de fragata para dar la dignidad adecuada a la legación española. Iniciaban así los dos jóvenes oficiales una empresa que iba a convertir sus vidas en paralelas en cuanto a sus inquietudes científicas, que se plasmarían en varias publicaciones conjuntas. Llegaron a Cartagena de Indias el 9 de julio de 1735, y a Quito en junio del año siguiente. La cadena de triángulos que fue preciso trazar para medir algunos grados de meridiano abarcó una extensión de 78 leguas, comprendidas entre el pueblo de Mira, a unas 16 leguas al nornoreste de Quito, y el de Pillat-Chiquir, a unas 6 leguas al sursureste de la ciudad de Cuenca. Pero en varias ocasiones, Jorge Juan y Ulloa tuvieron que interrumpir sus trabajos científicos de medición con el objeto de obedecer las órdenes del virrey del Perú José Antonio de Mendoza, que les pidió colaboración para reclutar, organizar tropas y armar dos fragatas que neutralizaran los intentos de los ingleses. Por fin, pudieron volver a Quito, donde se enteraron de que gran parte de la expedición francesa había regresado ya a Europa, excepto Godin, con quien observaron el cometa de 1744. En 1745, se dieron por concluidos los trabajos. Acordaron hacer el viaje de regreso a España por separado para mayor seguridad del valioso material científico que llevaban en sus equipajes. Jorge Juan hizo el viaje sin contratiempos, pero Ulloa, que había embarcado en Callao en la fragata francesa Deliberance, fue apresado por los ingleses en agosto de 1745. Conducido a Inglaterra, fue confinado y le fueron decomisados todos los documentos de carácter científico. En poco tiempo consiguió el reconocimiento intelectual de los ingleses, y en abril de 1746 fue autorizado a viajar a Londres, se le devolvió la documentación confiscada y acabó por ser recibido con honores en la Royal Society londinense, por la mediación de su presidente, Martin Folkes, quien también influyó en la concesión de la autorización para que Ulloa pudiera regresar a España. A su vuelta, emprendió una activa tarea de innovación tecnológica y ocupó cargos de importancia en América, como el de gobernador general de la Florida Occidental (1766). La Corona española recompensó sus servicios con ascensos a los más altos empleos militares: teniente general (1779) y director general de la Armada, cargo que desempeñó hasta su fallecimiento, acaecido en 1795 en la isla de León (Cádiz). Fue miembro de la Royal Society de Londres, de las academias de ciencias de París, Copenhague y Estocolmo, a las que remitió varias memorias científicas, recibidas con aprecio por tan importantes corporaciones. En su aportación bibliográfica, además de los escritos que firmó con Jorge Juan, hay que destacar las Noticias americanas (1722), Observación en el mar de un eclipse de sol (1778) y las Conversaciones de Ulloa con sus tres hijos (1795), obra muy didáctica en la que se resume el saber científico de la época.  © M.E.

Textos:


Noticias secretas de América (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved