Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Manuel Silvela y García de Aragón : : : : :
  Manuel Silvela y García de Aragón

   (España, 1781-1832)
Silvela
  Dramaturgo e historiador español, hijo de Francisco Silvela y de Micaela García de Aragón, nacido en Valladolid. Tras la muerte de su padre, se trasladó a Ávila bajo la protección de un tío comerciante, ciudad en la que también estudió. Entre 1799 y 1806 cursó leyes y cánones en Valladolid y el 4 de enero de 1808, según consta en documentos, culminó su carrera. Antes de recibirse de abogado se casó con María de los Dolores Blanco, hija de un comerciante. Fue por aquel entonces secretario de la Sociedad Económica de Valladolid, a la vez que empezó a trabajar en el bufete del abogado José Morales y Arnedo y a colaborar en el de José Díaz de Lavandero. En 1808 se hizo afrancesado y colaboró con las tropas francesas junto a su amigo Fernández de Moratín. Ocupó los cargos de alcalde de Casa y Corte (8 de noviembre de 1809) y de consejero de Estado; en aquella época Goya pintó un retrato suyo (1809). Cuando los franceses se retiraron, tuvo que emigrar a Francia junto con su amigo Moratín y otros. Primero se instalaron en Burdeos, donde Manuel Silvela regentó un colegio para españoles y americanos, y más tarde en París. En 1819 empezó a publicar, junto con Mendívil, la Biblioteca selecta de literatura española, y en 1820 publicó en París el Elogio fúnebre de Mariano Luis de Urquijo, escrito tres años antes. La revolución de 1820 le habría permitido el regreso a España, pero estaba ya demasiado instalado en Francia para emprender un nuevo viaje. Publicó Correspondencia de un refugiado con un amigo suyo de Madrid, escrito en el que aparece ya el pensamiento de que España empieza a ser una patria (1820), y escribió luego Tres memorias sobre la situación de España, con relación al estado de Europa a principios de 1823. Escribió también El Reconciliador, una obra de teatro que envió a Madrid. Otras obras de teatro que datan de aquel entonces son Don Simplicio de Utrera (manuscrito de 1820) y Leon de Norwel, entre otras. En 1828, con motivo de la muerte de Moratín, Silvela le dedicó A la muerte del célebre poeta... y más tarde escribió su Vida. Otros escritos suyos son Establecimiento de educación (1828), Una cuestión de Derecho (1829), Compendio de Historia Romana (1830) y algunos manuscritos que dejó a su muerte, entre ellos el Compendio de la Historia antigua, publicado por su hijo en 1843. Fue este hijo, Francisco Agustín, el que dio a la estampa las Obras póstumas de su padre en Madrid, en 1845.  © A. Gil Novales

Textos:


El reconciliador (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved