Home | Literatura | Arte | Música | Arquitectura | Cine | Premios | Donativos E-Mail E-mail   Colaboraciones Textos   Disclaimer Disclaimer  
        
  : : : : : Alejandro Pidal y Mon : : : : :
  Alejandro Pidal y Mon

   (España, 1846-1913)
Pidal
  Político español, nacido en Madrid. Era hijo del político moderado y erudito asturiano Pedro José Pidal, al que acompañó a Roma cuando fue designado embajador ante la Santa Sede. Se educó en un clima de ferviente catolicismo, que habría de influir decisivamente en su trayectoria vital. Realizó sus estudios en Madrid, en cuya Universidad Central se licenció en Derecho. Se casó a los 22 años con la aristócrata Ignacia Bernaldo de Quirós, con la que tuvo quince hijos. En 1872 obtuvo el acta de diputado por Villaviciosa (Asturias), en el grupo conservador. Así se inició una carrera parlamentaria que habría de durar hasta su muerte. Desde sus años en la Universidad se interesó vivamente por la filosofía tomista, sobre la que escribió con frecuencia en la revista católica La Cruzada. Esta dedicación intelectual le llevó a componer un minucioso estudio sobre la vida y la obra de Santo Tomás de Aquino. El tomismo fue el timón que rigió la vida de Pidal y Mon. Desde sus puestos oficiales y desde los rotativos en los que colaboró, se manifestó, ante todo, como un incombustible defensor del catolicismo más tradicionalista, que enfocaba, huelga decirlo, desde el punto de vista escolástico (el cual, no por antiguo dejaba de tener vigencia en el pensamiento católico de la época, como demuestra el hecho de que el papa León XIII dedicara a Pidal y Mon un Breve laudatorio tras la publicación de su obra sobre el santo escolástico). Santo Tomás fue la principal -y, quizás, la única- autoridad moral e intelectual sobre la que Pidal y Mon fundamentó su carrera pública. En 1887 fundó la Unión Católica, que pretendía constituirse en bloque católico-tradicionalista, a semejanza del Partido de Centro alemán, a fin de frenar los progresos del liberalismo y como respuesta al llamamiento a la movilización católica del papa León XIII. La Unión se integró en el grupo parlamentario conservador, pero el proyecto fracasó, debido a la desunión reinante en las filas católicas. Tras la muerte de Cánovas del Castillo en 1896, gran parte de los diputados conservadores apoyaron a Pidal y Mon para sustituir a aquél al frente del partido. Pero eludió su designación, apoyando la candidatura de Silvela. Según sus escritos, ello se debió a que no se consideraba un hombre de Estado, sino un filósofo que no hubiera soportado los obstáculos prácticos que le impedirían poner en práctica sus convicciones. También a la muerte de Silvela rehusó ocupar el liderazgo del partido y apoyó a Maura, del que desde entonces se convirtió en uno de los principales apoyos. Durante sus años en el Congreso promovió el desarrollo de Asturias, a la que consideraba su verdadero terruño, pese a haber nacido en Madrid. Su finca asturiana de Somió se convirtió en un cenáculo de obispos, políticos tradicionalistas y escritores católicos. Pidal y Mon colaboró asiduamente en diversas publicaciones católicas, como La España Católica, La España, El Español, La Unión, entre otras. Entre sus numerosos escritos sobre temas de historia y filosofía tomista, cabe señalar, El triunfo de los jesuitas en Francia (1873), Santo Tomás de Aquino (1875), Balmes y Donoso Cortés (Discurso de ingreso en la Real Academia Española, 1883), Discursos y artículos literarios (1888), o La metafísica contra el naturalismo (discurso de ingreso en la Academia de Ciencias Morales y Políticas, 1893). Fue enterrado en la basílica de Covadonga, junto a su padre.  © Victoria Horrillo Ledesma

Textos:


El retrato de Cervantes (fragmento)
La doctrina científica de Santo Tomás (fragmento)
copyright © 1998-2017, epdlp All rights reserved